CONDUCCIÓN EN AISLANTES

 

Los materiales como el plástico, el vidrio y la madera es bien sabido que no conducen la electricidad, por lo que se les conoce como aislantes o dieléctricos. La razón de esto es que no disponen de portadores de carga "sueltos" que pudieran ser "arrastrados" por la presencia de un campo eléctrico como ocurre con los metales. No es que no dispongan de portadores de carga (electrones o iones), sino que los disponibles están "amarrados" a las moléculas del material. Sin embargo, mediante la aplicación de energía externa es posible desprender algunos portadores de corriente y convertir al aislante en conductor. En el experimento que se muestra, se aplica bastante calor a una muestra de vidrio; al aplicarle una diferencia de potencial (voltaje), se registra una determinada corriente que se manifiesta por el encendido del foco al que se conecta por medio de unos cables.